spacer.png, 0 kB

Subscripción al boletín






Facultad de Derecho
Campus de Teatinos
29071 Málaga


Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla


spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB
Recortes de Prensa

España no quiere convertirse en un paraíso sanitario dentro de la UE

Expansión, 03 | 12 | 09 - Noticia

La entrada en vigor del Tratado de Lisboa hace de Europa un bloque fuerte y unido; al menos de cara al exterior, porque de puertas para adentro, como en todas las familias, existen divergencias, muchas veces generadas por un conflicto de intereses.

El último desencuentro se ha producido esta semana, cuando un grupo de países encabezado por España ha paralizado una normativa comunitaria que regula los derechos de los pacientes a recibir asistencia sanitaria en otros estados miembros. Para la ministra de Sanidad española, Trinidad Jiménez, la directiva no garantiza la calidad de la atención y, además, supone un coste añadido para la sanidad española de 2.000 millones de euros.

Uno de los que más ha trabajado en la propuesta comunitaria es Francis Montané, presidente de la Delegación para Asuntos Europeos e Internacionales del Consejo Nacional de Médicos de Francis, que apunta a que la negativa española obedece a que tiene miedo a recibir muchos enfermos de otros países, un argumento que desmonta: Cualquier ciudadano, por el mero hecho de tener la tarjeta sanitaria europea, tiene acceso a la atención médica ambulatoria. El problema está en la asistencia hospitalaria, pero se puede establecer un sistema de autorización previa para el reembolso de los costes generados y para regular que los flujos de pacientes no desequilibren la organización sanitaria de ese país.

El pretexto de las listas de espera tampoco es válido, según el experto francés, ya que la nueva norma recoge que ningún paciente extranjero tendrá prioridad sobre los nacionales y deberá incorporarse a la lista de espera con los mismos criterios.

Jubilados y caderas

Sin embargo, también hay explicaciones que justifican los recelos de España: cada año, nuestro país recibe 40 millones de turistas extranjeros, de los que la cuarta parte son mayores de 65 años. Precisamente, los jubilados británicos, alemanes y belgas representan el colectivo mayoritario que busca asistencia sanitaria en España huyendo de las largas listas de espera de sus países de origen.

Las intervenciones más demandadas son la implantación de una prótesis de cadera o de un marcapasos y la cirugía de las cataratas, y su país debe correr con el gasto la factura hospitalaria a España. Pero la nueva directiva carga el gasto a los países de residencia, algo en lo que España no está de acuerdo debido al elevado número de jubilados que han fijado su residencia en nuestra costa.

Además, el catálogo de prestaciones sanitarias español contempla intervenciones que no cubren otros sistemas sanitarios europeos, como la implantación de marcapasos. Sólo en la Comunidad Valenciana, el 20% del coste sanitario corresponde a turistas que no reembolsan porque sus países de origen no recogen ciertos procedimientos, dice Manuel de la Peña, presidente del Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social, centro colaborador de la OMS.

Vigilancia al fraude

Montané reconoce que el catálogo de prestaciones es un asunto que debe mejorar la propuesta europea, y en cualquier caso, subraya que es prioritario que los Estados miembros tengan una comunicación fluida para evitar que un paciente busque en otro país una atención que no cubre el suyo. Peña es escéptico con esta solución y sostiene que los enfermos acuden y nadie les va a decir si tienen o no derecho a la prestación.

Las objeciones del presidente del Instituto Europeo de Salud no implican que esté en contra de una regulación europea que garantice el derecho de los enfermos, sino que defiende la necesidad de regular urgente y eficazmente la asistencia sanitaria a nivel internacional para evitar fenómenos como el llamado turismo sanitario, dijo durante el Congreso Europeo de Pacientes, celebrado hace unos días en Madrid.

En este mismo foro, Montané subrayó que entre los objetivos de la propuesta de directiva no está en ningún caso el de liberalizar la movilidad transfronteriza de los paciente en Europa. El interés es facilitar la cooperación europea en materia de asistencia sanitaria, como en el caso de las redes europeas de centros de referencia o servir de las tecnologías de la información y de la comunicación para ofrecer una asistencia sanitaria más eficaz (salud en línea).

De la Peña también defiende el desarrollo de una norma que impida que los pacientes que gocen de una mejor posición económica acudan a un centro privado en el extranjero y que luego pidan el reembolso a su país de origen.

Y en el centro de este rifirrafe están los médicos y el resto del personal sanitario. La propuesta comunitaria siempre habla de la seguridad del paciente, pero no habla de los profesionales, subraya Francís Montané.

Mejorar la información, un elemento esencial

Uno de los elementos clave analizados en el III Congreso Europeo de Pacientes, Innovación y Tecnologías fueron los criterios relativos a la calidad en la información destinada a los enfermos. García Burgos, de la Agencia Europea de Evaluación del Medicamento, EMEA, cree que la información es un elemento fundamental que permite al paciente tomar decisiones adecuadas sobre su tratamiento.

Así, la relación que el enfermo tiene con el médico se enriquece y mejora el empleo de los medicamentos. En definitiva, una mejor información y relación médico-paciente es un beneficio global para el conjunto del sistema de salud. Por otro lado, y según un estudio realizado por la CE en los estados miembros, existe una importante desigualdad en la provisión de información y en el acceso a la misma que tienen los pacientes y esto se debe a las diferencias en la implantación de la legislación y por problemas socioeconómicos que repercuten en el acceso a canales de comunicación, como es Internet.

Para García Burgos, el principal problema son los 23 idiomas oficiales que tiene la Unión Europea. Esta diversidad es un obstáculo importante para dar información coordinada y a tiempo, por eso sostiene que se debería realizar una coordinación adecuada de todas las agencias europeas nacionales y que las estrategias de comunicación estén sincronizadas.

Fuente original

No Comments

Add your own comment...

Calendario Entradas

Abril 2021
Mo Tu We Th Fr Sa Su
« Dic    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Categorias y Archivos

CategoriasArchivos



spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB