spacer.png, 0 kB

Subscripción al boletín






Facultad de Derecho
Campus de Teatinos
29071 Málaga


Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla


spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB
Recortes de Prensa

Una Europa sin fronteras, también para los enfermos

Parlamento Europeo, 26 | 10 | 2010 - Entrevista

Si alguna vez ha tenido que recibir tratamiento médico en otro Estado miembro, o simplemente ha decidido hacerlo, puede que después, a la hora de solicitar el reembolso de los gastos, se haya encontrado con trámites complicados. ¿Qué hay de la libertad de circulación en la Unión Europea cuando se trata de pacientes? La Directiva sobre asistencia sanitaria transfronteriza pretende regular la situación. Hemos hablado con la ponente parlamentaria, la popular francesa Françoise Grosstête.

“Es la primera directiva sobre el tema, debemos salvar la resistencia de los Estados miembros”, explica Grosstête, un día antes de que su informe sea sometido a votación en la comisión parlamentaria de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria.

Señora Grosstête, ¿cuál es ahora mismo la situación de la asistencia sanitaria transfronteriza?

Ahora, si un ciudadano europeo quiere que se le trate en otro Estado miembro, no sabe si se le reembolsará el gasto, ni cómo. Hay que anticipar los costes sin saber si se obtendrá un reembolso. Por el momento ha habido dificultades que los ciudadanos han llevado al Tribunal Europeo de Justicia. Finalmente, el Parlamento ha decidido que era necesario legislar para regular este problema.

Esta directiva está concebida para permitir la movilidad de los pacientes. Ya tenemos movilidad de trabajadores, de estudiantes… forma parte de los derechos fundamentales de los ciudadanos europeos. No se trata, en cualquier caso, de fomentar el turismo sanitario. Simplemente, queremos permitir una mayor oferta de sanidad pública para los pacientes. Es especialmente importante y útil para las regiones fronterizas.

¿Qué cambiará si se aprueba la directiva?

Los pacientes podrán elegir en qué lugar recibir tratamiento y tendrán la posibilidad de acceder al mejor cuidado posible. Habrá centros de contacto nacionales para acceder a informaciones relativas a la asistencia sanitaria en otros países.

Si hiciera falta una autorización para ir a recibir cuidados médicos a otro Estado miembro, el pago será reembolsado directamente por el país del paciente al Estado miembro que haya proporcionado los servicios.

Muchos Estados miembros han mostrado resistencia a esta propuesta porque temen una invasión de pacientes y un aumento de los gastos sanitarios. ¿Existe este riesgo?

La asistencia transfronteriza no es más que una pequeña parte de los gastos públicos en sanidad. Es más, los pacientes podrán recibir reembolso por un tratamiento en otro país únicamente si ese tratamiento está cubierto por su sistema sanitario nacional, y en la misma proporción que lo cubra su país. Si por ejemplo en Alemania los pacientes no tienen cubierto el cuidado dental, y quieren que se les trate en Francia, no podrán pedir un reembolso. No existe la posibilidad de que los pacientes obtengan un beneficio financiero ligado al reembolso.

El informe está ahora en trámite de segunda lectura. ¿En qué puntos sigue habiendo discrepancias con los Estados miembros?

Las diferencias principales son tres: el pago por adelantado, la autorización previa y las enfermedades raras.

Nosotros creemos (y los grandes grupos políticos están unidos en este punto) que, para evitar cualquier discriminación hacia los ciudadanos con menos recursos, el Estado miembro de origen debe pagar directamente al hospital o al país donde se haya proporcionado el tratamiento, un pago por adelantado, sin que el ciudadano se vea obligado a anticipar el dinero. Si esto no es posible, el paciente anticipará el pago, pero debe recibir el reembolso en un plazo lo más breve posible.

En cuanto a la autorización previa, aunque la Eurocámara estaba en contra, podemos aceptarla con la condición de que los criterios para eventuales denegaciones sean precisos, objetivos y limitados.

Otro punto muy importante para nosotros es que los europeos afectados por enfermedades raras tengan la posibilidad de tratarse en otro Estado miembro. Hay 25 millones de europeos que sufren una enfermedad rara, y deben acceder a la mejor atención. El Consejo ha ignorado este punto, pero para nosotros es irrenunciable.

Fuente original

No Comments

Add your own comment...

Calendario Entradas

Abril 2021
Mo Tu We Th Fr Sa Su
« Dic    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Categorias y Archivos

CategoriasArchivos



spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB